#ImpulsoGentech: 5 consejos para entrenar en Invierno

#ImpulsoGentech: 5 consejos para entrenar en Invierno

¿Sabías que los cambios de temperatura y la calidad del aire fortalecen el sistema inmunitario?, Sin embargo, es importante que sigas estos 5 tips porque el frío de invierno puede ser peligroso.

1. INVIERTE MÁS TIEMPO EN EL CALENTAMIENTO

Al cuerpo le cuesta más calentarse en invierno, como a los coches. Si empiezas en frío puedes lesionarte ya que entrenar sin haber calentado de forma adecuada puede provocar daños en músculos, tendones, ligamentos y articulaciones. Es por eso que se debe dar mucha importancia a tu calentamiento!

2. SIGUE MOVIÉNDOTE

La manera en la que completas el entrenamiento es igual de importante que una preparación correcta. Una vez hayas terminado una run, enfríate un poco durante unos minutos antes de meterte en un lugar caliente para estirar, para que los músculos no se agarroten. En invierno, los músculos se enfrían muy rápido, así que todos los desechos procedentes de la contracción no se pueden eliminar del flujo sanguíneo a tiempo. Como consecuencia se producen espasmos musculares e incluso lesiones si más tarde se han «roto». Si te esfuerzas al final de la sesión de entrenamiento, asegúrate de no sentarte o tumbarte después de estar exhausto; si lo haces la circulación se ralentiza muy deprisa y los músculos se tensan.

3. PONTE ROPA CALIENTE

El hecho de que para entrenar en invierno es necesario llevar ropa abrigada es obvio. Sin embargo, es fácil subestimar las temperaturas, sobre todo cuando te has pasado el día dentro de algún sitio antes de entrenar o se levanta aire justo cuando ya estás en la calle. Vestirse cuando hace frío se hace mejor con el llamado «principio cebolla», que sugiere que te vistas por capas fáciles de quitar y que te permitan hacer cambios en la temperatura del cuerpo. Asegúrate de llevar suficientes capas y de que las extremidades están cubiertas, ya que irradian una gran cantidad de calor.

4. ¡VIGILA LA RESPIRACIÓN!

Cuanto más frío sea el aire, mayor es el estímulo a los bronquios, pulmones y membranas mucosas. Por un lado, el frío hace que los tubos bronquiales se estrechen, mientras que al mismo tiempo reduce la capacidad de las membranas mucosas para estar húmedas. La típica quemazón o irritación de garganta ocurre cuando se inhala mucho aire frío, lo cual causa una ligera inflamación, y es un signo claro de que hace demasiado frío para hacer ejercicio al aire libre. Presta atención a ello e intenta inhalar todo lo posible por la nariz y exhalar por la boca. Si respiras así el aire hace un itinerario más largo hacia los pulmones y así, tiene más tiempo para humedecerse y calentarse a través de las mucosas nasales y la boca. El aire que pasa a través de la boca se humedece y calienta durante la exhalación y permite una respiración eficaz a través de este canal cuando es necesario. También puede resultar útil llevar una máscara para respirar o un pañuelo en la nariz y la boca, para calentar y humedecer aún más el aire frío durante la inspiración. No deberías hacer ejercicio fuera a temperaturas inferiores a -15 °C en la medida de lo posible. Con esta temperatura el cuerpo no puede calentar el aire lo suficiente antes de alcanzar los pulmones. Las enfermedades que pueden surgir a causa de respirar frío van desde un constipado grave a una neumonía. Los asmáticos tienen que seguir unas reglas especiales, sea cual sea la temperatura, así que consulta a tu doctor primero.

5. NO TE QUEDES MUCHO RATO FUERA

Tras entrenar, métete en un sitio caliente lo más rápido posible y quítate toda la ropa húmeda o sudada, porque justo después de exponerte, el sistema inmunitario se encuentra especialmente débil y vulnerable. Este agujero inmunitario es muy peligroso. Se le llama «ventana abierta» y está presente en la primera media hora después del entrenamiento. En este lapso de tiempo el cuerpo es en especial susceptible a los resfriados e infecciones.

Por consultas nutricionales envía un email a nutricion@gentech.com.ar (por favor envíar adjunto su peso y altura) estaremos respondiendo tus inquietudes de manera gratuita!

#ImpulsoGentech: Los 4 deportes que más relajan

#ImpulsoGentech: Los 4 deportes que más relajan

Uno de los grandes problemas de esta época es el estrés, y una de las mejores maneras de combatirlo es mediante el deporte. La práctica deportiva en sí misma es una de las mejores válvulas de escape que existe, ya que con su realización eliminamos adrenalina causada por las situaciones de estrés, y conseguimos un estado de relajación que nos hace sentirnos bien. Además, el ejercicio librera en nosotros la hormona de la felicidad, por lo que tras su práctica nos sentiremos contentos. Pero existen algunas actividades deportivas consideradas como más favorables para acabar con el estrés, y por ello vamos a hacer un repaso por ellas.

De siempre se ha considerado al yoga un deporte relajante, y lo es, ya que la filosofía de esta disciplina es conseguir que cuerpo y mente se fundan en uno y se complementen. Para ello hay que poner especial atención en el desarrollo de la actividad, ya que durante todo el tiempo que dura los movimientos que realizamos y las diferentes posturas se llevan a cabo de forma relajada y pausada. La respiración juega un papel importante, y es que es una buena manera de conseguir una relajación mayor y eliminar tensiones que se encuentran almacenadas en nuestro cuerpo.

Otro deporte considerado como relajante es el thai-chi. Se trata de una actividad similar al yoga, que busca aunar cuerpo y mente. Pero a diferencia del yoga en el que se busca la flexibilidad a través del movimiento, en esta disciplina se realizan diversos movimientos y poses de forma muy relajada y lenta para conseguir enfatizar más en las rutinas y maximizar el efecto de la actividad. Lo que se quiere lograr con estas técnicas es canalizar la energía corporal para conseguir eliminar todo lo negativo que hay en nosotros, entre lo que se encuentra el estrés.

La natación es otro deporte antiestrés en contra de lo que muchos piensan, y es que el medio en el que lo practicamos es el idóneo para conseguir un estado de relajación total del organismo. A pesar de tratarse de una actividad aeróbica, en la natación entran en juego todas las partes de nuestro cuerpo, lo que nos lleva a mantener una coordinación total de movimientos que conectan a la perfección el cuerpo y la mente, logrando que el estrés pase a formar parte de un segundo plano.

Otro deporte considerado relajante es el pilates. Debido al boom que ha experimentado esta disciplina, muchos son los centros que lo ofrecen como una terapia relajante más. Es cierto que con el pilates logramos ejercitar nuestro cuerpo de forma lenta y relajada. Nos ayuda a evadirnos de nuestros problemas y concentrarnos únicamente en lo que estamos haciendo debido a la complejidad que muchos de sus movimientos tiene. Es por esto que el pilates puede ser una gran ayuda en la búsqueda de la tranquilidad.

Por consultas nutricionales envía un email a nutricion@gentech.com.ar (por favor envíar adjunto su peso y altura) estaremos respondiendo tus inquietudes de manera gratuita!